Luego de haber disfrutado del sol o haber pasado agradables momentos en la calidez del hogar durante las vacaciones, comiendo mucho, permaneciendo despierto hasta altas horas de la noche y durmiendo hasta tarde por las mañanas, es difícil volver a trabajar.

De acuerdo a Humbelina Robles Ortega volver a trabajar produce síntomas físicos y psicológicos tales como cansancio, somnolencia, agitación cardíaca y ansiedad.

Cómo hacer la transición de regreso al trabajo fácilmente

  • Haz tiempo para la transición entre el final de las vacaciones y el comienzo de tus viajes a la oficina. Llega a tu casa uno o dos días antes de comenzar a trabajar, duerme bien y así podrás aparecer en buena forma el primer día de trabajo.

  • sindrome post vacaciones

  • Cada vez que pierdas las ganas de ir a trabajar, piensa en las razones por las que vas a tu trabajo: Ganas dinero para vivir y ser libre. Además también ganas satisfacción en tu trabajo como las promociones que has recibido, los aumentos de sueldo, las vacaciones pagas que acabas de disfrutar. ¡Mantente positivo!


  • El primer día en la oficina no trates de ponerte al día con todo. Simplemente comienza a trabajar en las tareas más improtantes en la mañana cuando aún te sientes fresco. Hazlo a tu propio ritmo.

  • Se selectivo para asistir a reuniones y hacer llamados telefónicos. Hazlos cortos y productivos. Dile a tus clientes que llegarás dos días más tarde de lo real y así evitarás la presión de una gran demenda sobre tí. Almuerza y haz reuniones con gente que te agrada y así disfrutarás el encuentro.


  • regreso al trabajo después de vacaciones

  • Haz un plan para la primera semana. Es una gran idea dejarlo listo antes de partir de vacaciones.

  • Comienza a interactuar en las plataformas sociales lentamente e incrementa la actividad de a poco la primera semana.

  • Deja el contestador automático por días luego de que hayas llegado y todos los canales de comunicación directa por Internet tales como skype. Muestra en tu ávatar que estas fuera de la oficina.


  • post-holiday blues

  • Haz ejercicio. Intercalar alguna caminata al aire libre o dentro del lugar de trabajo te permitirá oxigenarte y sentirte mejor física y psicológicamente.

  • Haz 5 minutos de relajación. Cierra los ojos y concéntrate en el ritmo de tu respiración y relájate en segundos. Ésto lo puedes hacer en cualquier lugar y a cualquier hora.

  • Si te sientes deprimido, remueve las energías negativas aplicando las técnica EFT. Es una herramienta que te permitirá remover las barreras emocionales que te oprimen.

  • No te sientas culpable si estás haciendo menos. Todo el mundo atraviesa por el síndrome post-vacaciones.

Regresar al trabajo no es fácil. Si repartes tiempos de descanso breves durante todo el año y además tienes en cuenta estos consejos será más fácil regresar a tu puesto de trabajo renovado y empoderado.

Autora del artículo

Mónica Di Santi es consultora de estudios internacionales en E1-network.com.

Con más de 20 años de experiencia con idiomas extranjeros y un grado de magíster, es autora de Fun with Languages.

Sus artículos e historias han sido publicadas en E.E.U.U, Canadá e India.

Deja un comentario